La gran roca que todo lo ve

Al comienzo solo había iceberg. Hace millones de años, los glaciares esculpieron la costa de Noruega y su impresionante paisaje con fiordos como el de Lyse, en el urbanizacición de Ryfylke, al norte del nación (www.visitnorway.com/es).

Cuando el iceberg ya se había retirado fragmento de la roca no aguantó. Hace próximo de 10.000 años se precipitó y se estrelló contra otra tabique de piedra, más bajo. Solo quedó una punta rocosa. ¡Pero vaya punta! Una explanada de 25 por 25 metros, suspendida a 600 metros sobre el agua. La roca del Púlpito (Preikestolen) la llaman y 120.000 turistas la pisan cada año. Las vistas son espectaculares. En los días de cielo despejado se llega a ver Lysebotn, un aldea a 30 kilómetros. Es la gratificación por una elevación complicado, de 7 kilómetros y 350 metros de inclinación, que obligan a comportamiento con prudencia (la mejor periodo para la visita es entre mayo y octubre). Desde la localidad de Stavanger, por modelo , organizan una expedición por 25 euros por individuo de un día en crucero y autobús que lleva a la base del senda (www.tidereiser.com).

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Cruceros Baratos