La encarnizada infortunio del «Baleares», la embarcación militar torpedeado por la República

Hace ya 75 años que las aguas del Mediterráneo se tiñeron de rojo a la cota del cuerda de Palos, frente a las costas de Cartagena, cuando una flota franquista y otra republicana se enfrentaron en la que -a la postre- sería conocida como la mayor batalla naval de la conflicto Civil. Aquel 6 de marzo de 1.938, y tras la serie de una sucesión de complicadas maniobras navales, la marina gubernamental logró enviar al fondo del océano al vanidad de la Armada sublevada: el crucero «Baleares». Junto a este gigante metálico se hundieron también los cuerpos de casi 800 de sus tripulantes, un cifra que convirtió la infortunio de este buque en una de las más reseñables de la Historia española.

Con todo, y a pesar de que los combates navales durante la conflicto Civil han sido dejados de costado por fragmento de la Historia, lo verdad es que las aguas españolas acogieron tropel de contiendas en la que se enfrentaron, a base de sangre y torpedo, a republicanos y franquistas. Y es que, el control de determinadas rutas marítimas era de trascendental transcendencia, pues a través de ellas se podían hacer llegar hasta arena resistente cientos de soldados y toneladas de material bélico determinantes para la conflicto.

El alzamiento en la ArmadaSi se busca entender las causas que motivaron el combate en el cuerda de Palos es esencial retroceder en el período hasta 1.936, una data clave en el futuro de España. Aquel año, y después de que ascendiera al gobierno de la Segunda República el Frente Popular una agrupación que aunaba a la mayoría de fuerzas izquierdistas-, varios militares decidieron iniciar la sublevación que, desde hacía meses, merodeaba por sus cabezas..

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Cruceros Baratos