El Gobierno pide a Barcelona liberalizar el horario comercial en zonas turísticas

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha pedido hoy al Ayuntamiento de Barcelona que cumpla la normativa estatal y designe “por lo menos” una área de gran afluencia turística con libertad de horarios comerciales.

García-Legaz ha lamentado en rueda de prensa que la capital catalana sea la única metrópoli española que, pese a cumplir los criterios que huella la ley, aún no ha delimitado ninguna área de gran afluencia turística.

“Creo que es una tristeza sinceramente porque Barcelona está perdiendo muchas oportunidades en el medio del comercio”, ha avisado.

La normativa aprobada por el Gobierno en 2012 establece que los municipios con más de 200.000 habitantes que registren más de un millón de pernoctaciones deberán establecer un mínimo de una área de gran afluencia turística.

El primordial caracterizador de estas zonas es que los comercios ubicados en ellas pueden abrir a cualquier hora todos los días de la semana.

“Barcelona, que es la metrópoli más turística de España, tiene que brindar a los turistas la posibilidad de disfrutar de sus ejes comerciales”, ha sostenido.

García-Legaz ha emplazado a la capital catalana a seguir los pasos de las otras 13 ciudades españolas, como Madrid o Bilbao, que ya han designado zonas de gran afluencia turística.

Asimismo, ha avisado de que los comercios barceloneses están perdiendo clientes procedentes de cruceros con rutas por el Mediterráneo que sí están aprovechando otros países como Francia e Italia, donde las tiendas próximas a los puertos tienen consentimiento para abrir los domingos.

El secretario de Estado de Comercio ha señalado que la incorporación de una área de gran afluencia turística en Barcelona supondría un primer marcha hacia la liberalización de los horarios comerciales en la metrópoli, de la que se ha declarado un “convencido”.

En esta fila, ha instado a los comercios catalanes de hasta 300 metros cuadrados a abrir diez festivos si lo consideran conveniente, ya que ha recalcado que la normativa española “rige además en Barcelona y Cataluña”.

Así, ha rechazado que la Generalitat pueda sancionar a los comercios que incumplan la ley catalana de horarios comerciales si cumplen la norma española.

La normativa Estatal sobre horarios comerciales establece que los establecimientos de hasta 300 metros cuadrados podrán abrir un global de 10 domingos o festivos, frente a la ley catalana que restringe esta posibilidad a 8 días en los locales de hasta 150 metros cuadrados.

Esta divergencia ha provocado conflictos y desencuentros entre ambas administraciones, hasta el calceta que cruzaron recursos de inconstitucionalidad.

La Generalitat alega invasión de competencias y el Estado, por su fragmento, defiende su competencia para dictaminar la normativa básica al respecto, por lo que la norma catalana vulnera preceptos de mayor rango.

En febrero, el TC admitió el medio del Gobierno y decidió suspender cautelarmente la Ley catalana de horarios comerciales, una determinación que aún rige a día de hoy.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Cruceros Baratos